martes, 1 de mayo de 2012

Comienza el Mes de María.

María, Madre de Dios y Madre nuestra: guía nuestros pasos en este mundo, especialmente míranos en estos días dedicados a ti. No dejes que nos desviemos del camino, ayúdanos en nuestros problemas, alégrate con nuestros avances. Enséñanos a rezar en el silencio, a orar con fervor y sin descanso al Padre para que el mal se aleje de nosotros y sea nuestra vida cada vez más transparente ante sus ojos. María querida, ruega por todos nosotros.



Publicar un comentario