sábado, 14 de diciembre de 2013

¡¡¡¡Que llega la Navidad!!!!

¡Y yo perdida de mi blog! He estado muy disociada entre unas cosas y otras, tampoco tenía mucho que contar, pues este año que termina ha sido muy duro laboralmente y me ha agobiado un poco. También he perdido mi norte fundamental en internet, mi amigo Arcendo y la verdad es que se me encogieron las alas de la ilusión...para qué contar tristezas?!...en fin, que ya tenemos la Navidad a las puertas y hay que sacudirse la morriña y el polvo del camino y preparar el corazón para recibir al Hijo de Dios.
Para mi la Navidad siempre es motivo de alegría: me gustan los villancicos, las luces, los Belenes; pero sobre todo me inunda la alegría de la espera, que es la esperanza de que Jesús nació pobre, un pesebre, por mi y por cada unos de nosotros.
Hoy traigo este poema y foto cedida por el blog  Reflejos de Luz., que me ha gustado mucho y lo transcribo:





Preparado para que, cuando Tú llames, yo te abra
Despierto para que, cuando Tú te acerques, te deje entrar
Alegre para que, cuando Tú te presentes, veas mi alegría

QUIERO ESTAR EN VELA, SEÑOR
Que, el tiempo en el que vivo, no me impida ver el futuro
Que, mis sueños humanos, no eclipsen los divinos
Que, las cosas efímeras, no se antepongan sobre las definitivas

QUIERO ESTAR EN VELA, SEÑOR
Y que, cuando nazcas, yo pueda velarte
Para que, cuando vengas, salga a recibirte
Y que, cuando llores, yo te pueda arrullar

QUIERO ESTAR EN VELA, SEÑOR
Para que, la violencia, de lugar a la paz
Para que los enemigos se den la mano
Para que la oscuridad sea vencida por la luz
Para que el cielo se abra sobre la tierra

QUIERO ESTAR EN VELA, SEÑOR
Porque el mundo necesita ánimo y levantar su cabeza
Porque el mundo, sin Ti, está cada vez más frío
Porque el mundo, sin Ti, es un caos sin esperanza
Porque el mundo, sin Ti, vive y camina desorientado

QUIERO ESTAR EN VELA, SEÑOR
Prepara mi vida personal: que sea la tierra donde crezcas
Trabaja mi corazón: que sea la cuna donde nazcas
Ilumina mis caminos: para que pueda ir por ellos y encontrarte
Dame fuerza: para que pueda ofrecer al mundo lo que tu me das

Quiero estar, en vela, Señor
Entre otras cosas porque, tu Nacimiento,
será la mejor noticia de la Noche Santa
que se hará madrugada de amor inmenso en Belén.
¡VEN, SEÑOR!






Pues ¡que la luz brille en nuestro corazón, que no se apague la llama de la esperanza y nos mantengamos despiertos para recibir a Jesús!
Publicar un comentario en la entrada