jueves, 29 de enero de 2015

La vida de Juan XXIII

En estos días, creo que fue en día 6, proyectaron el 13TV la película biográfica del Papa Juan XXIII. Ya había leído algunas de sus exhortaciones y muchas de sus oraciones y me gusta mucho su modo de ser, su humildad y el buen sentido del humor que tenía. 
Pero al margen de ser una película muy bien hecha cinematográficamente hablando, la verdad es que no me imaginaba que hubiese pasado por tantas pruebas no sólo en su pontificado sino como cura, obispo y cardenal. Creo que ahí es donde podemos aprender de su humildad y paciencia, pues tenía mucha, mucha paciencia. 
Algo que me dolió fue la forma en que se plantean los tejemanejes de los cardenales a la hora de la elección del Papa: me entristece pensar que sean verdaderos hombres de Dios, y lo peor es que, esas actitudes echan pa´trás a cualquiera que quiera un encuentro real con Dios y su Iglesia.
Ya se que muchos pensarán que Iglesia somos todos y esa cosas lindas que decimos en los Cursillos de Cristiandad, pero es que  duele ver que aquellos que deben dar ejemplo de santidad, se comporten como lobos en jauría, dejándose llevar por los vientos y vaivenes del mundo en vez de estar pensando en el reino de Dios, que no tiene nada que ver con políticas ni riquezas materiales.
Y a día de hoy creo que Francisco, nuestro papa del pueblo, se le parece mucho, lo cual me llena de esperanzas, porque, como le dijo un obispo a Napoleón: ni nosotros hemos podido acabar con la Iglesia en tanto años....









Publicar un comentario