jueves, 29 de enero de 2015

Sábado en Pueblo de Dios.

Este sábado 24 de enero fui a Pueblo de Dios a  una actividad de estudio de los evangelios, que ha comenzado por el evangelio de san Marcos. Ha sido un encuentro lindo, lleno de reencuentros, pues hacía casi dos años que iba (siempre me enfermo allí ya que es una finca apartada y hay mucha humedad y mi asma se regodea en aparecer y portarse muy mal) y esta vez fui con mi madrecita. Ella está en huna fase inicial de demencia senil y/o  Alzehimer pero todavía disfruta de esos encuentros y para mí ha sido muy estimulante verla escuchar con atención y no perder palabra.
Hemos empezado un estudio del evangelio de san Marcos  que ha estado muy bien, pues se han usado palabras llanas pero también términos más complejos, latinismos, griego, conceptos que pocas veces los cristianos "de a pie" usamos. Me gustó ver al sacerdote que vive en esa comunidad, explicar todo de forma amena, sencilla, asequible.
Y, al final me traje a casa una especie de guía de estudio para seguir profundizando.
¿Por qué escribo esto después de tanto tiempo callada?. Porque he pasado todos estos meses haciendo actividades que, la verdad, para entenderlas hay que vivirlas. El amor de Dios se ha derramado en mí y siento que todos los días tengo que agradecérselo, pero me doy cuenta de que no tengo palabras para poder explicarlo. Puedo evangelizar, que es la tarea más grande que Dios me ha dado, pero no puedo hacerlo , o no se hacerlo, por este medio: me doy cuenta de que puedo y de hecho lo hago diariamente, pero de forma directa a las personas que me rodean (en el barrio, la parroquia, mi trabajo). 
Hace años, cuando empecé a escribir en este blog, recuerdo al amigo Arcendo que me decía: escribe como si estuvieras hablando contigo misma, escribe tus experiencias sin preocuparte de lo que los demás piensen: hazlo para Dios. Y eso es lo que he tratado de hacer hasta ahora. Lo que pasa es que, a medida que experimento más profundo al Señor en mi, se me hace difícil explicarlo. Espero que me comprendan. Yo recuerdo diariamente a Arcen, como le llamo siempre, espero que él me inspire y vea desde el cielo.
Para todos los que me lean escuchad la letra de esta bella canción de Alfareros....










Publicar un comentario