miércoles, 4 de abril de 2012

Prisionero de amor...

Prisionero de amor
que te quedaste en el 
Sagrario,
mira en mis labios
el beso que quedó,
aquel que nunca salió.
Quieto, ante Ti mi
corazón palpita
tembloroso
y se expande
en ese beso que nunca dio.
Ámote, Señor,
con el amor
que Tú me diste,
el que sembraste
en mi alma
sin conocerte yo.
Y aquí estoy
ante tu celda
carcelera 
que quiero ser
de tu Amor.
Publicar un comentario