domingo, 17 de agosto de 2008

Avisos de santa Teresa.

4.- Ser modesta en todas las cosas que hiciere y tratare.



Aquí la Santa nos advierte del peligro de darnos brillo cuando hacemos algo bien. Que son los demás los que deben decirlo y eso no debe ser el motor que nos impulse para hacer el bien. De cara a la galería, como gustan los periodístas decir, queremos hacer mucho para que se note, cosa que no es buena para nadie, menos para nosotros mismos.



5.- Nunca porfiar mucho, especial en cosas que va poco.



Creo que todos queremos ganar en algo: en la opidinión que damos, en la elección de tal o cual trabajo, objeto, acción. Siempre queremos llevar la razón; pero a veces discutimos o porfiamos por cosas que no valen nada, son prescindibles y aún así, nos empeñamos en que prevalezca nuestra opinión. Dicho así es fácil, pero la verdad es que, no siempre somos sinceros con nosotros mismos.
Publicar un comentario