viernes, 15 de febrero de 2008

Aquí van algunos poemas "sin nombre".

Ví despegar un avión
a otro ví llegar:
¿en cuál de esos dos aviones
un día he de volar?

------------------------------------


He visto llorar a un hombre
a la orilla de la mar:
¿llora por hambre o por odio,
o llora por soledad?

-----------------------------------

Luna que navegas por el mar:
alumbra el silencio del hombre
en la playa.
Desde la orilla cabalga
y sueña los dulces sueños
del amor que pasa.
No descanses nunca,
no dejes tu marcha
que a los solitarios
tú les haces falta.
Luna que navegas por el mar
si pasas, no te olvides nunca
de ese hombre que espera
en la playa.....

----------------------------------------

Un poco de historia: estos poemas, si me permiten llamarles así, fueron escritos en Lanzarote, unos meses después de llegar a esas tierras. Se que debía estar dichosa por haber logrado romper el cerco y salir de la Isla más grande de Las Antillas, pero el hombre es así de tonto: llora siempre por lo que le falta, aún cuando eso sea malo para su estabilidad. Y digo estabilidad con la certeza de que si te quedabas un poquito más allí dentro, tus neuronas podían peligrar seriamente. Creo que es la historia de muchos de mi generación.Marisela.
Publicar un comentario