lunes, 18 de febrero de 2008

Pensamientos de Madre Teresa de Calcuta.

La compasión.
Dejemos de usar bombas y armas para conquistar el mundo. Usemos el amor y la compasión.La paz empieza por una sonrisa. Sonreíd cinco veces al día a alguien a quien en realidad no deseéis sonreir. Hacedlo por la paz. Transmitamos la paz de Dios para que Su luz brille y extinga todo el odio y el ansia de poder que hay en el mundo y en el corazón de los seres humanos. Sonreíos los unos a los otros. No siempre es fácil. A mí a veces me cuesta mucho sonreir a mi Hermana, pero entonces rezo.
Dios ama al mundo a través de vosotros y de mí. ¿Somos ese amor y esa compasión?. Jesús vino para la compasión de Su Padre. Dios ama al mundo a través de vosotros y de mí y de todos los que son su amor y su compasión en la tierra.
-----------------------------------------
Hay mucho sufrimiento en el mundo; muchísimo. El sufrimiento material es el sufrimiento del hambre, el sufrimiento de no tener hogar y el dolor de todo género; pero yo sigo creyendo que el sufrimiento más atroz es estar solo, sentirse desamado, no tener a nadie. Cada vez estoy más convencida de que no tener a nadie que nos quiera es la enfermedad más grave que puede padecer un ser humano.
Todo el mundo corre y se apresura en esta época de desarrollo. Pero algunos caen en el camino y no tienen fuerzas para seguir adelante. Es a ellos a quienes tenemos que cuidar.
Seamos sinceros los unos con los otros en nuestras relaciones y tengamos el valor de aceptarnos unos a otros tal como somos. No nos sorprendamos ni nos preocupemos por los fracasos y las faltas de los demás; en cambio, veamos y busquemos lo bueno de cada persona, porque todos hemos sido creados a imagen de Dios. Jesús lo expresó con hermosas palabras: "Yo soy la vid y vosotros los sarmientos." La savia vivificante que fluye de la vid por cada uno de los sarmientos es la misma.
Publicar un comentario