lunes, 18 de enero de 2010


Desde hoy, día 18 hasta el 25 de este mes, comienza la Semana de Oración por la Unidad de todos los Cristianos. El lema elegido este año reza: Vosotros sois testigos de todas estas cosas.
Y así es: todos los cristianos salimos de la misma cepa y, como dijo Juan Pablo II "unidos en el seguimiento de los mártires, los creyentes en Cristo no pueden permanecer divididos".
Cómo hacerlo: orando incansablemente, desde nuestras oraciones individuales hasta las que podemos hacer en compañía con nuestros hermanos de grupos o reuniones, o de movimiento. Si Cristo dijo que ahora los discípulos llegarían hasta los confines de la tierra (cf Mateo) eso significa que todos somos discípulos y debemosmantener la unidad. Él no vino a discriminar, no vino sólo a trer la Buena Nueva a los judíos solamente, sino a todos. Y hoy más que nunca debemos acatar sus palabras y encomiendas.
Así que manos a la obra!!!! El Señor vino a curarnos de la codicia, la mentira, la desidia, en fin, de nuestros pecados grandes y pequeños, sin distinción. Y si Él no distinguió ni odió, ¿por qué hacerlo nosotros?


Publicar un comentario