sábado, 9 de octubre de 2010

De la Carta mensual del APOR Mallorca

El P. José Mª Casasnovas sj, del que ya he hablado en alguna ocasión, nos manda su testimonio personal en la Carta Mensual que nos dirige a los que pertenecemos a APOR Mallorca:

¡Sigamos a María!
Hoy y siempre, este refrán tiene razón: "A Jesús por María". Por esto nosotros, Sembradores de Esperanza acudimos con la mayor confianza posible a María para que nos acerque al Divino Sembrador, pues así, nuestra siembra de fe y confianza en el mundo, por medio del Corazón de Jesús, será más abundante y más selecta nuestra cosecha. 
 No podemos olvidarnos que este mes de octubre es el Mes del Rosario. En agosto estuve en Medjugorje (Bosnia-Herzegovina) y la influencia de la Reina de la Paz se deja sentir en todos nuestros corazones. La Virgen Inmaculada atrae cada año a más y más gente para comunicarles la paz de su Hijo, que el mundo no puede dar. ¿En dónde da su paz la Reina de la Paz? En el confesionario. Cada tarde, más de sesenta confesores, en todas la lenguas, llenábamos de paz el alma de cientos de creyentes que se arrodillaban en bien improvisados confesionarios, mañana y tarde. Yo también me arrodillé en la explanada para recibir el don del perdón y de la paz de Jesús. Si mi testimonio puede servir para alguien, diré que nunca había sentido tanta paz ni tanta alegría en mi alma, como ahora, después de seguir el consejo que nuestra Madre María nos dio ya en Caná de Galilea: Haced lo que Él os diga. Consejo válido para todos y para todos los tiempos. 

Reina de la paz de los corazones,
 llenad ahora los nuestros con la Paz 
que brota sin cesar del Corazón abierto
 de vuestro Hijo Jesús.




Publicar un comentario