viernes, 15 de octubre de 2010

Una santa "entre pucheros"

No puedo dejar pasar la ocasión para hablar de ella, pues creo que es una de las místicas que más influye en mi persona y mi vida de fe. Recuerdo que de joven creía que era una luchadora feminista, pues en mi país de origen la trataban de "mujer adelantada a su época, feminista y anticlerical". Nada más lejos a la verdad: su dimensión real se logra en su amistad íntima con Dios. La fe es su bastión y su alabarda, nunca dudó de la Iglesia, aunque tuvo sus rifi rafes con algunos  curas y religiosos de su época. A mi siempre me ha admirado la sencillez conque vivió y sus Consejos a las religiosas pueden servir de guía incluso en la vida no consagrada.
Hoy en el Magníficat dedican un soneto muy lindo a santa Teresa de Jesús, de José Mª Gabriel y Galán, que me tomo la libertad de poner a disposición de todos: 

Mujer de inteligencia peregrina
y corazón sublime de cristiana,
fue más divina cuanto más humana
y más humana cuanto más divina.

Hasta el impío ante su fe se inclina
y adora la grandeza soberana
de la egregia doctora castellana,
de la santa mujer y la heroína.

¡Oh mujer! Te dará la humana historia
la gloria que por sabia merecieres; 
más con el mundo acabará esa gloria,

que por ser terrenal nos es sempiterna.
¡Tú, Teresa de Ahumada, al cabo mueres!
¡Teresa de Jesús, tú eres eterna!

Publicar un comentario