miércoles, 15 de octubre de 2008

¡Aclamad en el desierto!

Aunque el mundo se parezca a un desierto, aunque padezca de sordera y ceguera, debemos aclamar con todas nuestras fuerzas: ¡sí a la vida, no a la muerte!.
Hoy llegará al puerto de Valencia un barco de la muerte: un quirófano ambulante para hacer abortos a mansalva, sin importarle lo que opinemos los españoles. Vendrán con música y bailes para mostrarle a las candidatas a asesinas que no importa, que la conciencia es un grillo molesto y chillón al que se puede aplastar sin complejos. Y acompañará a ese barco mortuorio, como no, la creme de la creme de los seguidores sociatas, progres, comunistas y faranduleros, dentro de ellos la Bardem, que más que actriz se ha convertido en marioneta para lo que mande el titiritero mayor.
No podemos dejar de rezar por esas mujeres que, en muchos casos no han recibido ayuda de nadie. Están solas y sólo pido a Dios que tengan valor para tener a sus hijos, para que no tengan que arrepentirse nunca de haber negado la vida a un ser crecido de ellas. Espero que recuerden a María, Madre de Jesús, que fue valiente al aceptar algo que ninguna sociedad acepta y fue y es un ejemplo a seguir.
Oremos: Señor ayuda a aclarar las ideas de esas futuras madres para que no le den la espalda a sus hijos, para que sean valientes y luchen por sus vidas. Abre los ojos de esta sociedad para que no se aprueben leyes que van contra la vida y la dignidad de las personas. Procúranos la fuerza para seguir denunciando estos hechos. Y líbranos del mal. Amen.

Publicar un comentario