jueves, 23 de octubre de 2008

¡No a la pornografía infantil!

La infancia es el período de la vida más bello y más lleno de inocencia, alegría y amor. Ni las guerras, ni los problemas familiares pueden empañar la visión que tienes de la vida y las cosas que te rodean. Creo que ni la pérdida de los padres puede marcar tanto a un niño como el sufrir en su cuerpo y mente abusos sexuales. El hecho incongruente e inexplicable de que un adulto sienta atracción sexual por un niño no creo que pueda ser comprendido nunca, ni por ese niño ni por la sociedad en general. Las heridas creadas por una situación de ese tipo jamás cerrarán, nunca habrá equilibrio en su vida, aunque sea un adulto, llevarán muy adentro el dolor de la traición y la verguenza de la agresión. Y creo que hay muchos ejemplos de ello, tanto en la literatura, el cine, como en la vida que nos rodea. Y lo peor de estas situaciones es que cada vez se repiten más. ¿Qué le está pasando a la sociedad? ¿Será cierto eso que se dice en la calle de que el ser humano se cansa, se aburre de lo que repite mucho y que tiene que buscar nuevas emociones?. Lo siento, yo no creo que sea por eso. Creo que la relajación moral, la permisividad social ante actitudes como el alcoholismo, las drogas, la mala educación social y sexual, los malos ejemplos de los responsables de la educación familiar, son las verdaderas causas de que ocurran abusos a los niños. Y creo también que la sociedad debe tomar medidas precisas para castigar a los pederastas. Desde este blog yo, Marisela Pérez Peña, me uno a todas las manifestaciones que surjan contra la pederastia, en cualquier lugar, he invito a los que me leen a hacer lo mismo.




Hay muchas páginas que nos pueden ayudar a luchar contra esta lacra social:










-No a la pornografía infantil. http://www.noalapornografiainfantil.com,




Únete a ellas y apóyales en tus páginas colocando este logo:






"Los niños son la esperanza del mundo."
José Martí.
Publicar un comentario en la entrada