domingo, 14 de diciembre de 2008

San Juan de la Cruz, doctor de la Iglesia

No voy a ahondar en su vida porque hay magníficos blogs carmelitanos que lo van a hacer fenomenalmente, solo quiero reproducir un poema suyo.

"Pastores, los que fuéredes

allá por las majadas al otero,

si por ventura viéredes

a Aquel que yo más quiero,

decidle que adolezco, peno y muero.

Buscando mis amores,

iré por esos montes y riberas;

ni cogeré las flores,

ni temeré las fieras,

y pasaré los fuertes y fronteras.

Mi alma se ha empleado

y todo mi caudal, en su servicio;

ya no guardo ganado,

ni tengo ya otro oficio

que ya solo en amar es mi ejercicio.

Cuando Tú me mirabas,

su gracia en mí tus ojos imprimían;

por eso me adamabas

y en eso merecían

los míos adorar lo que en ti vían".
Publicar un comentario