lunes, 28 de diciembre de 2009

Los santos inocentes de nuestros días.



Gracias a la amiga Militos por el post. Aunque es tarde, no quiero dejar de reflejar mi solidaridad con las madres que, por diversos motivos de la vida se ven abocadas a renunciar a la maternidad y mi recuerdo para los niños inocentes que mueren a diario en el mundo a manos de personas que se han olvidado que ellos viven porque sus madres eligieron no matarles mediante el aborto.







Publicar un comentario