sábado, 15 de mayo de 2010

Aunque estoy lejos de Cuba no dejo de pensar en ella, en los que quedaron allí, en lo lugares donde viví y trabajé. Y por supuesto, no puedo dejar de dolerme por las injusticias que se comenten en su suelo, amparados en el nombre de una revolución que hace mucho tiempo pereció entre las garras de hombres que se han lucrado con ella mediante el sudor de los que les creyeron.
Hoy voy a poner este vídeo en homnaje a Tamayo, el último en morir en las cárceles cubanas. Escuchad atentamente la letra que habla de su historia real, de sus sueños y de su vida truncada. No puedo quedarme cruzada de brazos cuando hay tantos inocentes en las cárceles de Cuba mientras los Castro y sus acólitos tratan de engañar al mundo diciendo que "no son más que delincuentes comunes".
Para la Damas de Blanco y sus familias, desde España mi apoyo.




Publicar un comentario