viernes, 9 de mayo de 2008

Felicidades a Yoani Sánchez

Y muchos se preguntarán: ¿quién es Yoani Sánchez?. Pues gracias a este mundo infinito de Internet, Cuba cuenta con una voz, sencilla sin dejar de ser culta, que desde allí describe el día a día. Si entran en su página, que tengo entre mis favoritas y es http://generacionY.blogspot.com, podrán leer jugosas reflexiones, anécdotas, noticias y situaciones que les harán conocer si no a Cuba, sí a muchos cubanos. Esta es la generación sobre la que he escrito en muchas ocasiones en este blog. Yo no voy a entrar en polémica con los lectores: no apoyo muchas ideas que se discuten entre los comentaristas de su blog, que es el más visitado de la Red, no porque esté en desacuerdo con esas ideas, sino porque entiendo que a veces se pelean mucho y se distorsiona con ello la idea original de la que se habla. Personalmente yo siempre entro a ver qué ha escrito porque es una persona aguda en sus observaciones y no creo que sea irrespetuosa con nadie. ¿Y por qué, se preguntarán Uds. escribo sobre esta chica cubana, desconocida para muchos? ¿Qué importancia tiene?. Pues me parece importante el que haya recibido el Premio Ortega y Gasset, que otorga el periódico El País, por su trabajo en su blog. Quiero que se sepa que una cubana de a pie, está luchando, desde adentro, para que se reconozcan los derechos de libertad de expresión, aún cuando ella misma tiene que elaborar su trabajo utilizando un servidor extranjero (creo que alemán) para que se pueda conocer fuera de Cuba. Desde aquí le mando un saludo y mis deseos de que siga escribiendo y luchando, que sepa que no está sola, que hay muchos cubanos fuera que queremos que se nos reconozca el derecho a opinar. No hay necesidad de pelearse ni sacar los trapos al sol, tenemos que estar unidos para que los cambios en nuestro país se hagan de forma pacífica y sin rencores. Yo tengo la esperanza de que un día podremos trabajar juntos, codo con codo todos los cubanos, independientemente de los errores cometidos, los excesos y las diferencias. Así como se unen los frijoles en su vaina o los piñones en las piñas, debemos unirnos los cubanos para levantar una Patria libre y soberana, democrática y sin barreras, en fin, al Patria que soñó Martí.
Publicar un comentario