lunes, 10 de noviembre de 2008

Hoy es día de agradecer.......

En estos días de incertidumbre económica, escuchando las cifras astronómicas gastadas por alguno dirigentes del Gobierno central (y algunos autonómicos), no deja de sorprenderme la conformidad que expresan los medios de comunicación al respecto.Creo que, salvo las honrosas excepciones de la Cadena Cope y Onda Cero, y las televisiones de Popular TV e Intereconomía, ningún otro medio se toma el trabajo de informarnos correctamente. Y la no crisis sigue haciendo estragos en el españolito medio y de a pie.
Pero el objetivo de este post no es criticar lo mal hecho por unos (ya rendirán cuentas algún día los que mienten), si no realzar la actuación de otros, esos anónimos miembros de la Iglesia, de las ONG católicas y los particulares que contribuyen a mantenerlas. Y es que en estos días de necesidad queda patente la acción social de estas organizaciones, que están dirigidas por miembros activos y voluntarios de nuestra Iglesia. Así hemos sabido de las cantidades de personas que se están acercando a los comedores y lugares de avituallamientos organizados por ellos. Es justo el reconocimiento, además, porque los católicos estamos cansados de que se hable
mal de la Iglesia, generalizando actitudes que nosotros rechazamos por no ser representativas de nuestra religión y fe.
En Huelva hay recogida de alimentos y ropas constantemente, pero ahora se aumentan las necesidades y por tanto, hacen falta más manos generosas y voluntarias para repartir las ayudas. Desde este blog quiero hacer un reconocimiento a los miembros de Madre Coraje de Huelva (amigos Manolo, Toni, Gema y muchos más de los que no recuerdo los nombres) y de Cáritas de nuestra Diócesis, que día a día trabajan para los menos favorecidos de la sociedad. Su dedicación es de corazón y me gustaría que les conocieran: llevan dentro de sí la alegría del que sirve en nombre del Señor y se sienten pagados con la labor bien hecha. Para todos ellos mi reconocimiento y cariño.
Y como comencé, me voy: dando las gracias a los medios de comunicación que nos informan contra viento y mareas (que hay mucha presión) y que hacen programas de tanta calidad como La mañana de Cope, con Federico Jiménez Losantos, La Linterna, con César Vidal, El programa de Carlos Herrera, ese monstruo de la radio, El Gato al Agua, con Juan Antonio, y Más se perdió en Cuba, que conduce Horcajo. A todos ellos: muchas gracias, sientan el apoyo de los que les escuchamos y vemos, que somos muchos y cada vez más.
Termino con un pensamiento del poeta y sabio indio R Tagore:
Me dormí y soñaba que la vida
no era más que alegría.
Me desperté y vi que la vida
no era más que servir.
Serví y vi que servir era alegría.
Publicar un comentario