domingo, 20 de septiembre de 2009

Juanes y los titiriteros en Cuba o lo que es lo mismo: ¡pan y circo!

Siento una sensación rara en mi corazón: esa parte de mí que es cubana total me duele al ver como se aprovechan de los deseos de una juventud de ver cosas lindas (no se puede quitar el mérito a los cantantes que han estado en el macroconcierto de La Habana) y actulizadas. Allí hace años que no actúan artistas de calidad, que no se ven buenas películas en cines con buenas condiciones; que no se puede asistir a un buen ballet (cuando el nuestro siempre estuvo entre los mejores). Igual que no hay deportes en alza porque no hay forma de competir internacionalmente...y un largo etcétera que no se le puede achacar al bloqueo. No, por favor.

Hoy muchos periódicos hablan del Concierto por la Paz y yo me pregunto: ¿qué Paz? ¿La de Fidel y toda la camarilla que está mamando de la teta de esa vaca flaca y desgastada por el tiempo, la falta de pasto y la las enfermedades? ¿La Paz de los que van de turistas al país y no pueden mirar a los lados porque dan ganas de llorar de la pena, al ver cómo se caen las casas a trozos? ¿O quizás la Paz de lo presos de conciencia, que son miles, que no tienen condiciones para vivir en las cárceles y sus familias son machacadas por las masas ciegas del régimen? ¿La Paz que le niegan a las Damas de Blanco, al Dr. Bicet y a miles de cubanos donde quiera que estén?.

Pido perdón de antemano: se que Juanes tenía una buena idea cuando pensó en este concierto; pero creo que debió madurar más la cosa. O no dejarse manipular.
Me basta pensar en todos los macroconciertos que han dado U2, Sting, Elton Jonh, los Tres Tenores incluso, el fallecido Michael Jackson, a favor de una idea: nunca se cortaron sus lenguas para hablar de esas ideas durante los conciertos. Ha habido muchos cantantes que han levantado su voz por la Paz, la solidaridad, por Nelson Mandela, contra las guerras, contra Pinochet, contra el hambre, por lo niños....la lista sería interminable. Pero esos artistas siempre han hablado de ello durante la actuación, siempre han reivindicado sus ideas delante de los micrófonos.

Juanes y los que le acompañaron, llevaba meses "echando leña al fuego", hablando de represalias, de oposiciones. Yo soy exiliada y no me opongo a que nadie cante en Cuba, lo que no soporto es la mentira, la falacia de algunos, que tratan de vender gato por liebre. Porque si de Música por la Paz vamos a hablar ya podían haber invitado a los cantantes cubanos, desperdigados por todo el mundo que no pueden cantar en Cuba por ser opuestos a Fidel y su sistema. ¿Es que no son cubanos que quieren a su Patria y a su gente?.

El caso es que para el régimen todos los que estamos fuera somos apátridas, gusanos y capitalistas que no tenemos derecho a nada. ¿Por qué tiene que ser así?. ¿No puede uno disentir o siempre será real la frase de Fidel: con la revolución o contra la rebolución?

Y me duele ver a Juanes cantando con artistas españoles que siempre se han caracterizado por tener ideas políticas de izquierdas (siempre que en esa izquierda se gane buen dinerillo, se cobre bien en la SGAE, y se tenga buenos tratos con los gobernantes sociatas). Lo siento, pero la idea que dan los Víctor Manuel, Aute y Bosé es la de siempre: con el buen talante, pa´lante, pa´lante.

Y me dolió mucho más ver a Carlos Varela bailándole el agua al régimen en el concierto, él que fue de los primeros de mi generación en abrir los ojos y ver los conflictos internos del régimen socialista, vio las equivocaciones y denunció el endiosamiento. Vamos: que fue de los primeros que utilizó su voz y su música para criticar al régimen.

De Orishas no digo nada. Allá ellos con sus padrinos...


Yo tengo un sueño (como se ha vuelto a poner de moda, ¿por qué no usarla también yo?): que todos los cubanos, todos, se vistan de blanco, se abran las cárceles y se cante juntos por una Patria Nueva. Fuera rencores y tonterías extranjeras: nosotros podemos cambiar el curso de la historia, podemos reencontrarnos en un camino ancho, en el que todos podamos transitar. Pero siempre que se respeten las libertades y los Derechos Humanos. Y creo que nosotros podemos....con la ayuda de Dios.


¡Que nuestra Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba, vele por todos y nos ayude en la reconciliación!




Publicar un comentario