lunes, 14 de septiembre de 2009

Ya empieza el nuevo curso...



Y estoy muy entusiasmanda. Pero no penséis que voy a ir a la escuela normal, no: estoy alegre porque ya empezaremos la Escuela del Movimiento de Cursillos de Cristiandad. ¡De colores!.


Hoy he empezado a contactar con los compis que asistimos el curso pasado y estamos fijando días de encuentros. Por supuesto, que los primeros contactos son informales hasta que nos llamen a todos; pero ¡es tan agradable volver a compartir la fe con nuestros compañeros!.


Ya terminamos de leer y estudiar el Evangelio de S. Marcos, que es el más breve, pero el más conciso y esclarecedor. Por su sencillez es muy fácil de estudiar y a la vez es profundo. No se qué estudiaremos ahora, pero ya tengo los bolis y las libretas listas para tomar notas.


Me encanta estar en oración con mi grupo, creando oportunidades para conocernos y ayudarnos mejor. Además, de estos encuentros salen muchas ideas para ayudar a personas que necesitan apollo, más ahora, con la crisis que nos está tocando.


Así que: ¡a cantar De colores, que ya pronto nos veremos juntos trabajando por el Reino de Dios!
Publicar un comentario