domingo, 27 de septiembre de 2009

La canción que todos podemos cantar.


Ahora que se hace inevitable hacer comentarios acerca de la reforma de la Ley del Aborto, ya casi aprobada (esto no lo acabo de entender: ¿ya la han aprobado o no?) me llega este montaje de la canción de Derecho a Vivir, cortesía del amigo Fotelias, que está al pie del cañón, luchando porque se reconozca el derecho de los que no han nacido aún, pero ya son seres humanos, parte de nosotros y futuro de nuestra especie.
Escuchadla con atención incluso aquellos que defienden el derecho de la mujer a decidir sobre su embarazo: creo que más merece la pena intentar crear mecanismos y organizaciones de ayuda a las embarazadas que tengan problemas para criar un hijo, que decirle friamente "no te preocupes, pues tienes derechos legales para asesinar a tu hijo".
Ya he hablado del tema en otras ocasiones sobre la locura que conlleva legalizar y hacer pasar como derechos actos que, en el fondo, atentan contra la integridad de aquella a la que dicen ayudar. El aborto es un asesinato. Y no estoy diciendo que no aborten: allá cada cual con su conciencia. Sólo digo que esa conciencia despierta siempre, ineludiblemente, en forma de depresión, dolor por lo perdido, vacío espiritual. Son muchas las consecuencias y creo que deberíamos educar, pues prevenir es la mejor medicina. Y eso ya lo sabían los médicos desde épocas muy anteriores a la nuestra.


Publicar un comentario