lunes, 2 de febrero de 2009

Hoy es Fiesta para los cristianos.



Hoy es Fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo. Todos los que leamos la Biblia, en formato libro o en nuestros ordenadores, podremos leer ese pasaje tan bonito y emotivo que describió Lucas en su evangelio (Lc 2,22-40), donde los padres llevan al Templo a su hijo para que sea reconocido como hijo de Dios. Veo en ello la gran humildad de nuestro Padre celestial: aún siendo Jesús su Hijo verdadero, quiso mostrarnos a nosotros un ritual, donde se involucra toda la familia humana, para bautizar y presentarle a sus hijos. Yo me emociono mucho cuando veo un bautizo porque es un reconocimiento de esa familia (por lo menos debería serlo) de que ese hijo, materialmente suyo, es hijo espiritual de Dios, y como tal debe ser educado.





Sereis mis testigos

Pero he dicho que hay doble fiesta en la Iglesia hoy porque celebramos también la Jornada de la vida consagrada y no puedo dejalo pasar por alto: la mies es mucha y los obreros son pocos. Hoy debemos rezar para que aumenten las vocaciones a la vida consagrada, para que muchos sientan la llamada y sepan responderla con generosidad y desprendimiento. Hoy me acuerdo de las salesianas de Cuba: Madre Sor María Rosa, Sor Enrica, Sor Flaminia, Sor Susana (qpd), Madre Sor Luz Estrella, las Carmelitas Descalzas de Bahía Honda, Hna María del Mar, Hna Irene. Hoy recuerdo con amor a los Padres jesuítas de La Habana, a los Párrocos de Bahía Honda, Consolación del Sur y San Cristóbal. Y vaya mi amor en Jesús a los religiosos que ahora me tratan como a una hermana: las Oblatas de Cristo Sacerdote de Huelva, las Hnas Misioneras nazarenas, que llevan la librería Welba, los Padres Jesuítas, los Agustinos de Aljaraque, las Hermanas franciscanas. Como podéis ver, aunque Huelva es una ciudad relativamente pequeña, tenemos muchos religiosas y religiosos consagrados a hacer el bien y, sobre todo, a enseñarnos la Palabra de Dios. A todos ellos y a todos los que seréis: felicidades en este día. Sed fieles seguidores de Jesucristo para que sean ejemplo para nosotros y el mundo, como dejó dicho Jesús. Nosotros rezamos por ustedes.
Publicar un comentario