viernes, 20 de febrero de 2009

Un poema al desprendimiento.


La vida no te quita cosas: te libera de cosas, te alivia

para que vueles más alto, para que alcances la plenitud.

De la cuna a la tumba es una escuela;

por eso, lo que llamas problemas, son lecciones.

No perdista a nadie; quien murió, simplemente se nos adelantó,

porque para allá vamos todos.

Además, lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón.




Facundo Cabral.
Publicar un comentario