martes, 27 de octubre de 2009

Cursillo de Cristiandad de Huelva.


Ante todo debo agradecer a todos los blogs amigos que han estado rezando para que el Cursillo que acabó este fin de en semana en Huelva, fuera un éxito. Agradecimientos a los que conozco y se que estuvieron apoyándonos con sus oraciones, pero también a aquellos que no lo comunican, pero están en sintonía con el espíritu de Movimiento.

Aclaro que en este no di ningún rollo, sólo estuve de apoyo logístico, disfrutando de las caras de asombro primero, y de alegría después, ya que es así como uno está cuando se reúne con los hermanos para disfrutar de ese encuentro con Jesús, de forma sencila y amena, cercana y sin ningún empache. De mi parroquia asistieron cuatro, que ahora serán levadura dentro de nuestra comunidad, si Dios quiere.

Allí todos terminaron sin ganas de irse, se les hizo corto, incluso a los matrimonios que tuvieron que dejar los niños al cuidado de los abuelos. La clausura fue emotiva y alegre, aunque hubo sus lagrimitas de emoción, que es difícil abarcar tantas vivencias. Ahora sólo resta rezar para que ese grupo (que por cierto, ha sido nutrido y heterogéneo como nunca) encuentre sus sitio en la Iglesia y siga sembrando la paz, la amistad y el amor de Dios a todos.
Las fotos, como verán, son escasas y de mala calidad, pues en las prisas se me quedó la cámara y tuve que usar el móvil. Sólo las pongo para que vean a los hermanos en la clausura, acompañados, muchos de sus familiares, de entre los cuales ya hn salido algunos de los próximos cursillistas







Publicar un comentario