domingo, 11 de octubre de 2009

MARIO ST. FRANCIS, TECNO-MISIONERO
«La Iglesia es el regalo de Dios. Aceptarlo es la gracia del hombre»
Conocido como el tecno-misionero, Mario St. Francis va siempre con un equipo de grabación y un portatil y algo muy vistoso: una cruz colgada del cuello y sacada para fuera. «¿Para qué voy a ocultarla? Quiero que todos la vean». No pasa más de 15 días en una misma casa. Es un peregrino.

Esta entrevista me ha impresionado por lo sencilla y cercana, este joven, que vivió una vida un poco excesiva y apartada de Dios hoy es un Peregrino, un hombre que va por todos lados hablando de la palabra de Dios, logrando darlo a conocer. Si quieres leerla, pincha AQUI
Publicar un comentario