jueves, 15 de octubre de 2009

Santa Teresa de Jesús

¿Qué decir de esta santa? Leerle es aprender paciencia, oración, fortaleza, amor de Dios, sabiduría...y no tendría cómo acabar. En su homenaje he escogido sus propias palabras que nos sabrán guiar en el amor y en busca de la misericordia:



Confía en la bondad de Dios, que es mayor que todos los males que podamos hacer y no se acuerda de nuestra ingratitud cuando nosotros, reconociéndolo, queremos volver a su amistad, ni de las gracias que que nos ha hecho para castigarnos por no haberlas aprovechado. Al contrario, ellas sirven para perdonarnos enseguida, como personas que ya eran de su casa y han comido de su pan.
Acuérdate de sus palabras y mira lo que ha hecho conmigo, que antes me cansé de ofenderle que Dios de perdonarme. Nuca se cansa de dar ni se puede agotar su misericordia; no nos cansemos nosotros de recibir.

¿Y qué mejor ejemplo que sus hijos, esas que oran constantemente por todos nosotros? Hoy saludo desde aquí a todos los carmelitas, a los que conocemos y a los que no, que han sabido abrazar la fe en Dios de una forma total y desinteresada, viviendo la espiritualidad de santa Teresa: dedicados a Dios para salvar al mundo. ¡Benditas sean las vocaciones religiosas que el mismo Dios envía en nuestra ayuda y sostén!
Mención a los blogs que dedican sus entradas a dar a conocer la espiritualidad carmelitana, especial saludo para Manuel, el blog de Tere, el blog de la Carmelitas de Valencia, Detrás de las murallas de Ávila, El Capitán de los hijos de la Virgen, Madre Ana de Jesús, y muchos otros que han cerrado o no se pueden localizar, como Santa Edith Stein.

Para todos, esta canción que parece hecha para estos tiempos:



Publicar un comentario