martes, 17 de marzo de 2009

Para meditar.


Poemas de la Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia.


Yo nací para la Iglesia,
sólo para eso.
Dios me creó en su infinito
designio para que fuera
"el eco de la Iglesia mía",
para que cantara
su canción y manifestara
sus riquezas.
¡Yo nací para la Iglesia...!
para vivir mi ser de Iglesia,
para hacer de todos Iglesia, y
para cantar...cantar...¡cantar!
la hermosura, la verdad y la
perfección de la Iglesia mía,
manifestando también la agonía
de su desgarrador Getsemaní.



¡Andalucía amada, tierra donde nací...!

¡Cuántos días, bajo tu sol brillante

al Amor Infinito mis amores le dí...!

¡Cuántos días, en nolstalgia que espera

y en añoranza de amor callado,

bajo tus noches serenas y estrelladas

en oración me hundí,

apercibiendo la dulzura infinita del Dios vivo

en la comunicación dichosa de su eterno festín...!

¡Andalucía amada...! ¡Tierra donde nací...!

Publicar un comentario