domingo, 1 de marzo de 2009

Domingo 1º de Cuaresma.

"Fue llevado por el Espíritu al desierto"

Gracias , Señor , por este tiempo privilegiado de Cuaresma.
En este camino hacia la Pascua, me vienen a la mente
preguntas e interrogantes,
a las que en otros momentos del año no les presto atención.
Aunque soy joven, Señor,
no puedo soslayar la pregunta sobre el sentido de mi vida.
¿Qué pretendiste al crearme? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy?
¿Vale la pena vivir? ¿Creo en la vida y en mi vida?
¿Se puede ser feliz en esta sociedad? ¿Para qué estoy aquí?
Señor,
¿merece la pena ser tu seguidor? ¿Resulta útil tu mensaje de amor?
En este tiempo, amigo Jesús,
voy a esforzarme por responderme a estos problemas.
Con tu ayuda llegaré a la mejor solución.

Javier Sagüés.
Editado en Orar la Vida.
Marzo 2009.



Traigo este poema porque es incisivo y nos interpela sin ningún prejuicio: la Cuaresma debe ser ese tiempo de reflexión en el que cuestionemos nuestra posición ante Jesús, ante la Iglesia, ante nuestros hermanos. Debemos recordar que Dios mira en nuestro interior y reconoce nuestras dudas, así como Jesús supo de las dudas de Pedro; pero aún así, le eligió.
Publicar un comentario