viernes, 20 de marzo de 2009

Rezando el Rosario.


Desde que descubrí que podía escuchar Radio María en mi móvil estoy encantada de poder hacer mis rezos comunes del día acompañada. Y es que cuando uno reza habitualmente los laudes, vísperas y completas, no es igual que escuchar otras voces a la vez la suya.

Pero el Rosario es un punto y aparte: a las 6:30 horas lo puedo rezar con el Papa (aunque no entiendo mucho el latín, le sigo en español), si no me puedo despertar (cosa rara en mí, pues siempre me despierta mi reloj biológico a esa hora), puedo esperar a las 9:25 o las 19 horas.


También se puede rezar la Corona de la Misericordia, que empieza a las 14:45 horas que es muy bonita y según la promesa de Jesús, muy efectiva.






Hoy ha sido un día de muchas peticiones, pues se que a través de María, el Padre nos escucha, así que he pedido por mis amigos y enemigos (aunque no los conozco, supongo que alguno habrá), por los niños nacidos y por los que van a nacer, por los enfermos, los abandonados, los pobres de espíritu y los que no tienen un mendrugo de pan para llevarse a la boca.

Como el Papa está por África he pedido porque el Espíritu ilumine todas sus reflexiones y palabras, para que nadie pueda tergiversarlas. He pedido por los pueblos visitados, para que sus gobernantes sean justos y dejen de participar en guerras fratricidas, que sólo empobrecen más a los ya pobres. He pedido por los sacerdotes misioneros y nativos, para que sepan reconocer los problemas de sus fieles y puedan ayudarles a ser mejores. Por supuesto que he rezado el Rosario pensando en mis amigas, las Misioneras en el Chad, que llevan la luz y la caridad de Jesús a los poblados donde realizan su misión y son un ejemplo del amor de Dios hacia los más pequeños.

He hecho algunas peticiones concretas acerca de personas a las que conozco y se que necesitan ser iluminados por el Señor para que dejen de mirarse su ombligo constantemente y piensen en los demás, que problemas hay muchos, pero soluciones también, sólo que no puedes sentarte a esperar que se resuelvan por arte de magia...

También he pedido por los padres de Marta, la niña de Sevilla, asesinada cobarde y absurdamente por unos jóvenes que deberían pasar parte de su vida penando por el crimen. Como cristiana debo pensar en que habrá que ayudarles a ver el mal que han hecho, pero creo que la Ley debe darles su merecido antes, para que tengan tiempo de rectificar. He rezado porque Marta sea recibida por el Padre Celestial y pueda reconfortar a sus padres desde allí.

En fin, hoy será un día de mucho trabajo para mi Madre María (puede que le suenen los oídos de tanto que le he pedido) pero se que Ella me escucha e intercederá por todos porque el mismo Jesús nos dijo: "Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá" (Mateo 7,7. Lucas 11,9)












"El bien que tiene quien se ejercita en la oración hay muchos santos y buenos que lo han escrito... No obstante, yo puedo decir por la experiencia que tengo, por males que haya quien la ha comenzado, nunca jamás la deje, pues es el único medio por donde puede tornarse a remediar...Y quien no la ha comenzado a tener, por el amor del Señor le ruego que la empiece cuanto antes y no carezca de tanto bien....Pues si empieza a tener oración y en ella persevera, espero yo en la misericordia de Dios que nadie le tomó por amigo que no se lo pagase. Pues ya sabéis que no es otra cosa oración mental, a mi parecer, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos que nos ama"....


Santa Teresa de Jesús.









Publicar un comentario