viernes, 13 de marzo de 2009

Premio concedido por Militos

Hoy me han dado una agradable sorpresa, después de estar unos días calladita: Militos, esa entrañable persona, a la que muchos identificamos con Agustina de Aragón por el amor a España que se desprende desde las líneas (magistrales) de su blog, me ha concedico un premio Apache 2009. No creo que merezca muchos premios, pero como me encantan, lo agradezco de todo corazón y lo expondré en mi slide de Premios y Regalitos de los amigos de este humilde blog.







(No se cómo has adivinado que me gustan los helicópteros).


Es difícil seleccionar solamente ocho blogs para otorgalo a mi vez, pero es la costumbre y lo paso a los siguientes:


-El blog de Rosa, mi amiga cubana, con la cual me identifico mucho y se lo merece, porque cuenta sus vivencias de Cuba sin empaches ni ñoñerías...


-El blog de Gauencio, lleno de esperanza y sabiduría cristiana,


-El blog de Marco Alberca que escribe muy bien, es un blog lleno de cosas interesantes y actuales,


-El blog del Padre Manuel, un religioso cubano, de paso en España, que habla con mucha naturalidad de los problemas de allá y de acá, una página muy espiritual, pero con los pies en la tierra,


-Para el blog Divinas Vocaciones Religiosas, que es una muy completa catalogación de las Órdenes, Conventos, Institutos y Movimientos de la Iglesia católica en España, creo qe es un referente único dentro de la blogsfera,


-Para el blog de Eva, hecho desde Cuba, como pan fresquito, acabadito de hacer, sin tapujos y con mucho valor por la denuncia social y política que lleva,


-Para el blog Antorcha Negra que está hecho con madera de héroes y amor a la Patria, ameno y mordaz, irónico y solidario,


-Por último, quiero compartir el premio con el blog Veni Domine Iesu, una página que nos enseña de manera sencilla y muy documentada acerca de nuestra fe, desde la Tradición la Biblia los Apóstoles, el Catecismo y muchas cosas importantes para los seguidores de Jesucristo.

Voy a llamar a sus puertas para que vengan por aquí, cuando quieran, a recoger sus premios. Hasta otra...


Publicar un comentario