sábado, 30 de mayo de 2009

Ven, Espíritu Santo, Espíritu de DIOS....


Hoy celebramos la venida del Espíritu Santo prometido por Jesús y nos preparamos como aquellos primeros cristianos: unidos en oración. Yo estoy de guardia, pero estoy rezando por todos mis amigos, por los que van a serlo y por todos aquellos que no lo son, para Dios les tenga en cuenta sus necesidades. Pido que venga sobre todos los hombres del mundo, sobre el Papa y los obispos, sobre los sacerdotes y los religiosos/religiosas, sobre los misioneros/misioneras, sobre los laicos, sobre todos los que, en este momento se sienten solos, sobre los enfermos, sobre los que ya no están, que venga sobre los niños, sobre las regiones en guerra, para que los hombres se den cuenta de que somos hermanos y, aunque tengamos diferencias, Dios nos ama a todos porque somos sus hijos. Recemos para que María, nuestra Madre Celestial, nos acompañe en esta noche de vigilia.
Les dejo este vídeo de Martín Valverde que es una oración preciosa.





Publicar un comentario