viernes, 10 de abril de 2009

Viernes Santo:Muerte del Señor.



No abras los ojos cuando yo te beso

en la cruz, oh Señor, do estás clavado

porque llego a besarte avergonzado

de ver que de ofenderte nunca ceso.

No abras los ojos porque siento el peso

de tu blanda mirada en mi pecado,

y temo que tu amor se haya olvidado

y la vergüenza quiera helarme el beso.

No me mires, Señor, que si me miras

cuando para salvarme en cruz expiras,

será la pena y el dolor tan fuerte,

que los ojos te pido que retires.

Pero ¿cómo te digo "no me mires"

si ya, Señor, te los cerró la muerte?.


Bernardo Velado Graña.


Publicar un comentario